Titular noticias

El sistema español de ADN reunió a 13 niños haitianos con sus padres

Lunes 7 Junio 2010

Gracias al DNA-Prokids, siete madres y un padre pudieron reunirse con sus hijos, que habían sido llevados hasta Bolivia. Creado en 2004 en Granada, este sistema de identificación genética se utiliza ya en 15 países como herramienta para combatir el tráfico y la trata de personas.


DNA-Prokids, un programa de identificación genética creado en la Universidad de Granada (UGR), ha permitido devolver a sus familias a 13 menores haitianos, de un total de 25 que trasladaron a Bolivia personas que no pudieron acreditar una relación de parentesco tras el terremoto que asoló Haití el pasado mes de enero.

Según explicó el centro universitario, tras el movimiento sísmico, llegó a Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) un grupo de más de setenta personas procedentes de Haití. Problemas de visado impidieron que pudieran seguir viaje a Brasil o a Argentina. 

Las sospechas de la policía boliviana condujeron a una investigación que pudo comprobar que 25 de los menores que integraban el grupo no iban acompañados de familiares. En febrero, los familiares empezaron a reclamar a algunos de los niños desde Haití.

La Fiscalía General del Estado de Bolivia requirió la colaboración del Laboratorio de Genética Forense del Instituto de Investigaciones Forenses boliviano, que aplicó el protocolo de actuación de DNA-Prokids, creado en España.

El resultado de la investigación genética posibilitó que los ocho familiares (siete madres y un padre) que reclamaban a 13 de los menores los pudieran recuperar gracias a la identificación por ADN.

Ante casos como el descrito, que apuntan a la sospecha de tráfico de seres humanos, la Universidad de Granada propuso la creación del programa DNA-Prokids, que comenzó a realizarse en 2004.

En 2010, el sistema ya se utiliza en 15 países del mundo, y son ya cerca de 250 las identificaciones positivas que han contribuido a reunificaciones familiares.

En Haití persisten las necesidades, la tragedia no ha terminado, dice Médicos sin Fronteras


A pesar de haber pasado más de cuatro meses desde el terremoto que asoló Haití, en el país aún persisten las necesidades médicas, tal como indica Médicos Sin Fronteras (MSF).

"Más de un millón de personas viven aún en condiciones deplorables, bajo tiendas de campaña o lonas de plástico, sin una idea clara de lo que pasará en los próximos meses", dijo Stefano Zannini, coordinador general de MSF en Haití.

"Mientras tanto, las lluvias se intensifican y el agua inunda varias veces a la semana los sitios donde viven las víctimas del terremoto". Estas condiciones representan mayores riesgos para la salud de las personas.

Desde que ocurrió el terremoto, la ONG ha proporcionado asistencia médica a 137,000 pacientes. Sus centros de atención primaria atienden especialmente enfermedades respiratorias y relacionadas con el agua, como la malaria y la diarrea.

Además, desde finales de marzo, 71 casos sospechosos de fiebre tifoidea -una enfermedad asociada a las condiciones de higiene- han sido atendidos en el Hospital Choscal, en el barrio de Cité Soleil (Puerto Príncipe).

En la actualidad, MSF se prepara para afrontar un posible aumento de las necesidades de tratamiento de emergencia, relacionados con la llegada de la temporada de lluvias y huracanes, entre agosto y septiembre, y un posible empeoramiento de la situación médica en Puerto Príncipe y en todo el país.



Comentarios
Tu email no se mostrará en ninguna parte
Últimas noticias

Quiénes Somos


El periodismo creó la figura del corresponsal de guerra, pero el mundo carecía hasta hoy de un Corresponsal de Paz.

Corresponsal de Paz es un nuevo medio de comunicación digital, que dedicará su contenido a visibilizar todos aquellos esfuerzos encaminados a transformar pacíficamente los conflictos. Leer más...

 
 

¡APOYA ESTE PROYECTO!
SUPORT US !


   CON APOYO DE: