Titular noticias

Haití: a 6 meses de un sismo que hizo temblar al mundo

Lunes 12 Julio 2010

El país centroamericano renace lentamente de los escombros. Diversas ONG’s evalúan los aciertos y errores de la ayuda humanitaria y advierten sobre nuevos riesgos de desastre en la lastimada nación: la enorme cantidad de personas sin hogar y los huracanes, que amenazan con devastar lo poco que ha logrado levantarse


Un informe de Intermón Oxfam afirma que el Gobierno español priorizó el envío de fuerzas armadas, equipos y material humanitario en lugar de planear una respuesta basada en un análisis de las necesidades del país tras el seísmo

“La actuación del Gobierno español durante los seis meses siguientes al seísmo ha sido, según el informe “Desembarco en Haití: un análisis de la respuesta española al terremoto” de Intermón Oxfam, mucho más visible -sobre todo frente a la opinión pública- que eficaz, afirma el comunicado de la organización. 

”No hubo una coordinación desde el principio con todos los actores para valorar las prioridades, sobre todo no contactó desde el primer momento con las organizaciones que ya estaban presentes en el terreno”, señala Lara Contreras, portavoz de Intermón Oxfam España.

Según el informe, muchas ONG se enteraron por televisión de que había cargamentos humanitarios saliendo hacia Haití “cuando lo deseable es que como socias de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)  hubiesen dispuesto de un canal oficial de información”, afirmó Contreras

Ayuda humanitaria, pero con un alto componente militar

La respuesta del Gobierno español en Haití ha tenido un claro componente militar. El 37.3% del presupuesto total para esta emergencia ha sido destinado al operativo de las fuerzas armadas. Esos 18.8 millones de euros, es el equivalente a la suma de las aportaciones realizadas al Programa Mundial de Alimentos y a la Organización Mundial de la Salud.

La operación militar tuvo dos misiones: el envío dos días después del terremoto de la Unidad Militar de Emergencias para labores de rescate, a la que se destinaron 555,000 euros, y la Operación Hispaniola, por medio de la cual se desplazó un contingente a Petit Goave en el buque Castilla para realizar actividades de desescombro y limpieza, atención sanitaria, distribución de agua potable, ayuda humanitaria, y reconocimiento y preparación de refugios. Esta segunda misión supuso el gasto de 18,2 millones de euros.

Saneamiento: el ‘mellizo olvidado’ de la reconstrucción de Haití

Por su parte, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) llamó a la comunidad internacional a reconocer que el saneamiento es una prioridad absoluta en la reconstrucción de Haití.

En su informe titulado “De sostener vidas a soluciones sostenibles – El reto del saneamiento en Haití”, se califica al saneamiento haitiano como el “mellizo desatendido” del suministro de agua después de los desastres.

“Con los ojos puestos en el futuro de Haití, necesitamos que la comunidad internacional respalde esa esfera y apoye a las autoridades haitianas. La situación en términos de saneamiento ya era calamitosa antes del terremoto, y el desastre no podía haber sido peor. Existe la enorme oportunidad de mejorar esa situación, pero tenemos que actuar ya mismo para incluir el saneamiento en los futuros planes para Haití”, dijo Matthias Schmale, Subsecretario General de la FICR.

Se debe “poner el mismo énfasis en mejorar las instalaciones sanitarias en Haití, tanto ahora como en el futuro”, dice el texto, que señala además la necesidad inmediata de recursos y soluciones innovadoras, con el fin de apoyar a las autoridades a que puedan prestar los servicios de saneamiento mejorado que la población haitiana merece”, afirma el funcionario en el comunicado de la organización humanitaria internacional.

Huracanes: un posible nuevo desastre que se cierne sobre Haití

El Gobierno de Haití así como la comunidad internacional trabajan a destajo en la preparación para casos de desastre en comunidades proclives a los huracanes ya que se prevé que la temporada de huracanes de 2010 sea una de las más lluviosas de las que se tiene constancia.

La ciudad de Gonaïves, la más vulnerable a la destrucción causada por huracanes, se ha visto afectada durante los últimos cuatro años por dos inundaciones que se han cobrado la vida de 5,000 personas. Debido a la deforestación crónica y a la erosión de las montañas que rodean la ciudad, Gonaïves se inunda con frecuencia por lluvias y aludes de barro.

Por ahora, la ONU cuenta con 13 millones de dólares de fondos de emergencia para ser utilizados en caso de crisis humanitaria en el país centroamericano durante la temporada de huracanes.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) también anuncio que trabaja en conjunto con el gobierno haitiano en un programa para la estabilización de algunas comunidades en riesgo.

Este organismo finalizó hace poco la construcción de un refugio anti-huracanes con capacidad para al menos 500 personas, situado a las afueras de Gonaïves, la segunda ciudad más importante del país, situada al norte de la isla

A seis meses del sismo: las cifras negras de una tragedia que hizo temblar al mundo

El 12 de enero de 2010 un terremoto de 7.3 grados en la escala Richter azotó Haití causando al menos 250,000 muertos, más de 300.000 heridos y dos millones de damnificados. Los daños y las pérdidas causadas por el seísmo se cifran en 7.8 mil millones de dólares.

El dato es el equivalente a más del 120% del producto interior bruto haitiano de 2009, y representa el mayor impacto económico provocado por un fenómeno natural en relación a los ingresos nacionales de los últimos 35 años.

El gobierno de Haití perdió gran parte de su capacidad operativa: 13 de los 15 ministerios fueron destruidos y un tercio de los funcionarios públicos (60,000) murieron.

La temporada de lluvias y huracanes ha comenzado, y alrededor de 1.5 millones de personas siguen viviendo en los asentamientos espontáneos que se crearon tras el seísmo.

La población de estos campos está en riesgo de inundación, por ello el gobierno de Haití tiene que liderar el desarrollo, la implementación y la comunicación de un plan claro para el alojamiento temporal y permanente de las personas afectadas, pues ninguna ONG nacional o internacional puede trabajar en soluciones permanentes hasta que el Gobierno de Haití proporcione tierras para la población que no puede regresar a sus hogares.


Comentarios
Tu email no se mostrará en ninguna parte
Control Antispam


Últimas noticias

Quiénes Somos


El periodismo creó la figura del corresponsal de guerra, pero el mundo carecía hasta hoy de un Corresponsal de Paz.

Corresponsal de Paz es un nuevo medio de comunicación digital, que dedicará su contenido a visibilizar todos aquellos esfuerzos encaminados a transformar pacíficamente los conflictos. Leer más...

 
 

¡APOYA ESTE PROYECTO!
SUPORT US !


   CON APOYO DE: