Titular noticias

Haití: las heridas que todavía quedan por sanar

Lunes 8 Marzo 2010

Tras la devastación del sismo, unas 300,000 personas necesitan atención médica y psicológica, así como cuidados postoperatorios y aparatos ortopédicos. El reto de la ayuda humanitaria en la isla se prepara para una nueva fase que puede durar años.


Siete semanas después del terremoto del pasado 12 de enero en Haití, que dejó un balance de 300,000 heridos, las necesidades médicas no sólo siguen siendo enormes sino que aumentan: comienza ahora una fase crucial en la cual miles de heridos van a requerir atención médica a largo plazo precisamente cuando algunos proveedores de salud que intervinieron en la fase inicial de la emergencia empiezan a marcharse y a dar de alta a sus pacientes.

La organización de Médicos Sin Fronteras está ampliando su capacidad para atender a los muchos heridos que requerirán atención post-operatoria durante los próximos meses, incluyendo cirugía secundaria, seguimiento, fisioterapia y atención en salud mental. En los últimos días, los hospitales públicos y otros equipos sanitarios que se marchan del país han referido ya a más de 200 pacientes a las estructuras médicas de MSF.

“La fase de emergencia inmediata puede que haya terminado, pero el trabajo a largo plazo no ha hecho más que empezar y no es menos urgente”, advierte la Jefa de Misión de MSF en Haití Karline Kleijer.

Cada día, hay pacientes que necesitan curas, limpieza de heridas, cambio de vendajes, revisión de fracturas mediante radiografía y de fijaciones externas, retirada de escayolas, seguimiento de los injertos de piel, así como cirugía reconstructiva y otras intervenciones especializadas.

“La falta de atención postoperatoria o una atención ineficaz puede tener como consecuencia largas hospitalizaciones o incluso provocar discapacidades físicas de por vida”, explica el doctor Nico Heijenberg.

Tras semanas de inmovilización como resultado de tracciones, escayolas, fijadores externos y amputaciones, los pacientes sólo consiguen recuperar la movilidad mediante fisioterapia. Además, aquellos que sufrieron amputaciones pueden necesitar intervenciones adicionales para asegurar un buen ajuste de los miembros ortopédicos.

“Devolver a los pacientes a sus casas en sus actuales condiciones médicas, y de vida, simplemente no es una opción para nosotros”, añade el director del hospital de MSF en el barrio de Saint Louis en Puerto Príncipe, el doctor Michel Janssens. Este hospital de campaña, instalado en un antiguo campo de fútbol, permanecerá allí por lo menos durante un año más.

Otro elemento crítico de la atención postoperatoria es la atención psicológica y el asesoramiento de los pacientes. MSF proporciona servicios de salud mental en toda la ciudad: para la gente que sufrió graves heridas: el apoyo psicológico es tan vital como lo son la fisioterapia o el aprender a vivir con muletas.

Además, los supervivientes del terremoto a menudo experimentan una gran ansiedad a propósito de su futuro. "Era electricista. ¿Quién va a contratar a una persona discapacitada? ¿Cómo encontraré trabajo para mantener a mi familia?”, se pregunta uno de los pacientes de MSF, Ricardo, de 33 años, quien sufrió graves quemaduras en las manos.

MSF pronto abrirá estructuras postoperatorias adicionales, que funcionarán por lo menos durante un año, en Puerto Príncipe, Carrefour, Léogâne, y Jacmel, con un total de aproximadamente 1,000 camas.


Vigilar la situación de las personas con discapacidad de los desastres naturales


El Comité de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidades anunció la creación de un grupo que dará seguimiento a la situación de esos individuos que fueron afectados desproporcionadamente por el terremoto de enero pasado en Haití.

Los expertos que integran el Comité pidieron a las autoridades haitianas garantizar que las personas con discapacidades participen plenamente en la toma de decisiones relativas a la recuperación y la reconstrucción del país.

El grupo de trabajo también evaluará la situación de esos individuos en otros países afectados por desastres naturales, como Chile, donde unos dos millones fueron perjudicados por el sismo del pasado 27 de febrero, que tuvo una magnitud de 8.8 en la escala de Richter.

El Comité de la ONU vigila el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidades que, entre otras cosas, compromete a los Estados parte a tomar todas las medidas necesarias para asegurar que esas personas estén protegidas en situaciones de riesgo.



Comentarios
Tu email no se mostrará en ninguna parte
Control Antispam


Últimas noticias

Quiénes Somos


El periodismo creó la figura del corresponsal de guerra, pero el mundo carecía hasta hoy de un Corresponsal de Paz.

Corresponsal de Paz es un nuevo medio de comunicación digital, que dedicará su contenido a visibilizar todos aquellos esfuerzos encaminados a transformar pacíficamente los conflictos. Leer más...

 
 

¡APOYA ESTE PROYECTO!
SUPORT US !


   CON APOYO DE: