Titular noticias

El libre comercio, una de las causas del desastre climático

Miércoles 2 Diciembre 2009

Un informe de la organización Ecologistas en Acción afirma que los actuales tratados internacionales sólo afectan a las naciones pobres, y socavan sus recursos naturales


"El sistema mundial del llamado ‘libre’ comercio es una de las causas fundamentales para el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que provocan el calentamiento global". Esto es lo que se concluye en el informe "Cambiemos el Comercio, no el Clima", realizado por la organización Ecologistas en Acción.

De acuerdo con el documento, el 89.3% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero tienen su origen en la industria, en el uso de la energía, en la deforestación y en la agricultura industrial.

A pesar de esto, el informe denuncia que los acuerdos de comercio e inversiones internacionales continúan promoviendo actividades que contribuyen al cambio del clima, tales como: expansión de los sectores industriales, aumento de la extracción y del procesamiento de combustibles fósiles y ampliación de la agricultura intensiva.

Según Ecologistas en Acción, el sistema de comercio, en lugar de incentivar el uso de energías alternativas y promover políticas restrictivas para el uso del carbono, termina promoviendo exactamente lo contrario.

Varios países utilizan a la Organización Mundial de Comercio (OMC), por ejemplo, para conseguir la liberalización de los servicios de energía. Esto, de acuerdo con el informe, puede generar restricciones importantes en la capacidad de los gobiernos para promover políticas nacionales orientadas a la reducción de las importaciones de energía o para la producción de energía sustentable.

"Para impedir el cambio climático descontrolado debemos mantener los combustibles fósiles debajo del suelo y minimizar la cantidad de carbono en la superficie (como el que almacenan las florestas) que se libera en la atmósfera. Pero los gobiernos parecen estar presos a una fijación en el sistema de comercio y priorizan entonces soluciones para el cambio climático benéficas sólo para las empresas", denuncia la organización.

Para la entidad, las reglas de comercio e inversiones permiten a las grandes empresas combatir leyes y reglamentaciones que reducen el cambio del clima.

"Los tratados bilaterales de inversiones, por ejemplo, habilitan a las grandes corporaciones a trasladar sus centros de operaciones (y el lugar donde pagan sus impuestos) de un país a otro con creciente facilidad. Los grupos de presión de la industria son muy rápidos para hacer saber su posición a cualquier gobierno que esté considerando introducir políticas que puedan ser onerosas o de difícil aplicación para las empresas", dice el texto.

Asimismo, el documento afirma que los acuerdos de libre comercio entre países desarrollados y en desarrollo, prácticamente sólo benefician a los primeros.

Siempre de acuerdo al informe de Ecologistas en Acción, mientras los países industrializados -principales emisores de carbono en la atmósfera y, consecuentemente, responsables del cambio climático- son beneficiados por la apertura de los mercados de las naciones más pobres, éstas no reciben nada a cambio, y terminan mucho más pobres y sin posibilidades de enfrentar los impactos que les sobrevienen del cambio del clima, producto de esos acuerdos comerciales.

En el documento, Ecologistas en Acción, así como entidades y movimientos que participan de la red ‘Nuestro Mundo no está en Venta’, sostienen que "… es urgente cambiar las reglas de la economía mundial neoliberal dirigida por las empresas transnacionales si pretendemos evitar los peores impactos del cambio climático. Un nuevo enfoque, que ponga, a largo plazo, a la salud del planeta y el bienestar de todos sus habitantes por encima de otras consideraciones de corto plazo, sería mejor para nuestro clima, para las personas y para nuestras economías".

Para ello, las entidades piensan que, entre otros puntos, es necesario que los gobiernos reorienten el comercio y las inversiones para incentivar el uso de energías sustentables; eliminen las normas sobre Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) que impiden la transferencia de tecnologías con bajas emisiones de carbono hacia las naciones en desarrollo; terminen con la deforestación; y prioricen las acciones de reducción del cambio climático en lugar de los intereses comerciales.


Comentarios
Tu email no se mostrará en ninguna parte
Últimas noticias

Quiénes Somos


El periodismo creó la figura del corresponsal de guerra, pero el mundo carecía hasta hoy de un Corresponsal de Paz.

Corresponsal de Paz es un nuevo medio de comunicación digital, que dedicará su contenido a visibilizar todos aquellos esfuerzos encaminados a transformar pacíficamente los conflictos. Leer más...

 
 

¡APOYA ESTE PROYECTO!
SUPORT US !


   CON APOYO DE: