Titular noticias

El dinero o la vida: un informe sobre la sanidad pública

Viernes 18 Septiembre 2009

Millones de personas mueren cada año por no poder pagar los servicios médicos. Un grupo de 62 ONG’s piden acciones inmediatas y reales para detener esta situación.


Si los países pobres no tienen acceso gratuito y público a la sanidad, millones de personas lo pagan con sus vidas, según se desprende de un informe publicado hoy por un grupo de 62 ONG y sindicatos sanitarios.

El informe “El dinero o la vida” indica que medio millón de embarazadas mueren anualmente porque no tienen acceso a la sanidad y que muchas personas se enfrentan a abusos tales como ser encerrados en clínicas porque no pueden pagar las tarifas médicas.

La semana que viene tendremos la oportunidad de ofrecer ayuda a millones de pobres, cuando los gobiernos debatan la ampliación de la sanidad gratuita en los países en desarrollo.

Los líderes mundiales se reunirán en la Asamblea General de las Naciones Unidas para un evento de alto nivel sobre salud el 23 de septiembre, y se espera que amplíen los servicios sanitarios gratuitos a al menos siete países: Burundi, Ghana, Liberia, Malaui, Mozambique, Nepal y Sierra Leona.

Pero las ONG líderes, entre las que están Action Aid, Merlin, Médecins Sans Frontières, Oxfam, Save the Children, World Vision y White Ribbon Alliance manifiestan su preocupación dado que del dicho al hecho hay un abismo. Esta iniciativa debe ser el inicio de un sólido compromiso de ayuda financiera y técnica, y debe ampliarse universalmente a todos los países pobres.

La directora ejecutiva de Oxfam Gran Bretaña, Bárbara Stocking, declaró: "¿Cuántas vidas se deben perder innecesariamente antes de que los líderes decidan actuar? Los pobres no pueden pagar los costes, y esta falta de acción seguirá negándoles el acceso a la sanidad a millones de personas."

Jasmine Whitbread, directora ejecutiva de Save the Children, comenta: "Si se hubiera introducido una sanidad gratuita en 2000, cuando los líderes mundiales prometieron reducir la mortalidad infantil en dos tercios, se podrían haber salvado ya las vidas de dos millones de niños. Los líderes ahora tienen el poder y la responsabilidad de ofrecer sanidad gratuita a las familias pobres. No existe justificación para dejar morir a más niños porque no puedan pagar el tratamiento."

Para los habitantes de estos siete países, esta iniciativa podría marcar la diferencia entre la vida y la muerte:

-En Burundi, 88% de la gente vive con solo dos dólares al día. Estas personas tienen que pagar por la sanidad y suelen acabar encerrados en las clínicas si no tienen dinero.

-En Ghana, la esperanza de vida media es de solamente 58 años. Un 70% de las personas de las tres regiones del norte viven con menos de un dólar al día.

-En Liberia, uno de cada nueve niños no vivirán para cuando cumplan cinco años y menos de 20% de la población rural tiene acceso a instalaciones sanitarias.

-En Malaui, una mujer de cada cien morirá durante el embarazo y el nacimiento. Su población, de cerca de 14 millones de personas, cuenta solamente con 266 médicos registrados.

-En Mozambique, 1.3 millones de personas tienen SIDA y 60% de los infectados adultos son mujeres.

-En Nepal, un recién nacido muere cada 20 minutos y 49% de los niños tiene síntomas de desnutrición crónica.

-En Sierra Leona, la esperanza de vida es de solo 34.3 años. Cuenta con las tasas más altas de mortalidad materna e infantil del mundo y solo 7% de la población rural tiene acceso a servicios sanitarios seguros.


El progreso en sanidad está estancado y la fecha prevista por los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015 está a la vuelta de la esquina.

Cada año, 4 millones de recién nacidos mueren dentro de los primeros 28 días tras nacer, y el número de mujeres que mueren durante el embarazo o el nacimiento apenas ha cambiado desde 1990, a pesar del compromiso de los Objetivos del Milenio para reducir el número de muertes en tres cuartos.

Los gobiernos necesitan nueva financiación para aumentar y mejorar los servicios, contratar y mantener a más doctores y trabajadores de la sanidad y crear nuevos complejos sanitarios, fáciles de alcanzar y accesibles a todo el mundo.

Adrienne Germain, Presidenta de International Women's Health Coalition, confiesa haber visto "por sí misma el impacto de imponer (y levantar) tasas de atención médica a mujeres, niños y familias. Necesitamos aplicar con urgencia el plan de acción definido en El dinero o la vida."

El Secretario General de Trades Union Congress, Brendan Barber, declaró: "Todos deberían tener acceso a sanidad gratuita y acceso a trabajadores sanitarios cualificados. Los servicios de salud pública de calidad son también fundamentales para el crecimiento y la prosperidad."


Comentarios
Tu email no se mostrará en ninguna parte
Control Antispam


Últimas noticias

Quiénes Somos


El periodismo creó la figura del corresponsal de guerra, pero el mundo carecía hasta hoy de un Corresponsal de Paz.

Corresponsal de Paz es un nuevo medio de comunicación digital, que dedicará su contenido a visibilizar todos aquellos esfuerzos encaminados a transformar pacíficamente los conflictos. Leer más...

 
 

¡APOYA ESTE PROYECTO!
SUPORT US !


   CON APOYO DE: